Preguntas frecuentes

¿A que edad se debe iniciar el cepillado dental?

El cepillado se debe iniciar al erupcionar los dientes, pero como guía, se aconseja a los padres que cuando ya se presenten por lo menos dos o más dientes en boca se debe iniciar el cepillado solamente con agua hervida y preferentemente sin pasta dental, por lo menos dos veces al día. Vale la pena recordar que aunque el niño ya pueda sostener el cepillo dental, no será capaz de cepillarse solo; es tarea de los padres cepillar los dientes de sus hijos hasta aproximadamente los 6 a 8 años de edad. Antes de esta edad el cepillado efectuado por los niños, se debe considerar como un entrenamiento.

Conozca más Limpieza de los primeros dientes

Hacia los seis meses de edad se inicia lo que se conoce como la primera dentición, los llamados “dientes de leche”. A partir de ese momento habrá de llevarse a cabo una rutina diaria de aseo bucal, que será realizada por los padres o la persona a cargo del bebé.

A menos que presenten alteraciones como sangrado, abultamientos o dientes prematuros, la primera visita al odontólogo deberá pedirse entre los 18 meses y los 24 meses de edad. Para entonces, ya se podrán observar ocho dientes incisivos, cuatro caninos y ocho molares, es decir 20 piezas. 

¿Debo usar seda dental ?

Limpiarse los dientes con seda dental es tan importante como cepillárselos porque la seda dental llega a donde el cepillo no puede llegar. Use seda dental para remover restos de comida y la placa bacteriana de los dientes.

¿Cómo usar adecuadamente la seda dental?

Use seda dental una vez al día después del cepillado, ya sea en la mañana o en la noche. Puede usar cualquier tipo de seda dental con o sin cera.
Corte aproximadamente 30 centimetros de seda dental y enróllela en uno de los dedos de una mano, haga lo mismo en la otra mano con el extremo opuesto, sostenga la seda firmemente con sus dedos, y deslícela delicadamente entre sus dientes. Apoye la seda contra la pared de cada diente y raspe hacia arriba y hacia abajo; a medida que el hilo se vaya ensuciando, enróllelo en su dedo y desenrolle más hilo limpio del otro dedo.

¿Por qué sangran las encías?

Una de las alteraciones que con más frecuencia perciben las personas en su boca es el sangrado de las encías. Este sangrado de encías se puede presentar por muchas razones, algunas de ellas se deben a causas locales o propias de la boca, mientras que otras pueden estar relacionadas con enfermedades generales.
El sangrado de las encías se puede presentar cuando nos cepillamos, al comer o en forma espontánea. Las causas más comunes de esto se deben a una mala higiene dental, o sea,  que no nos cepillamos bien y esto permite una acumulación de placa bacteriana alrededor de las encías que causa una inflamación.  Es obvio que si este problema se mantiene, las encías se afectan presentándose una enfermedad que se conoce como periodontitis. La periodontitis conlleva no solo a un daño de las encías sino a una pérdida del hueso que soporta al diente, por lo tanto el diente adquiere movimiento y por falta de su soporte se puede perder. 

Ahora, las encías sangran también  por causas relacionadas con algunas enfermedades generales, entre estas se encuentran la diabetes, la leucemia, policitemia, púrpura trombocitopenica, y algunos trastornos hormonales. Adicionalmente, podemos mencionar algunos cambios naturales que también las afectan como la pubertad y el embarazo; las mujeres en embarazo deben tener varios controles odontológicos durante este tiempo para evitar daños en sus encías.

En todos los casos a quienes les sangren las encías deben saber que no es normal que esto suceda, que no es que tengan encías delicadas o se estén haciendo daño con el cepillado, sino que están ante  un problema oral y deben consultar a su odontólogo y en especial a un periodoncista.